Ser eficaz frente a ser eficiente

domingo, 10 de octubre de 2010


Un extracto del interesante libro La semana laboral de 4 horas de Timothy Ferriss que en pocas palabras nos aclara la importancia entre estos dos conceptos:

"Ser eficaz es hacer cosas que te acerquen a tus metas.
Ser eficiente es llevar a cabo una tarea determinada (independientemente de que sea importante o no) de la manera más económica posible. Ser eficiente sin pensar en la eficacia es el modo en que el universo funciona por defecto.
Yo consideraría al mejor vendedor a puerta fría eficiente -es decir, refinado y excelente vendiendo libros a puerta sin perder tiempo- pero completamente ineficaz. Vendería más utilizando un medio mejor, como el correo electrónico o los envíos directos.
Lo mismo ocurre con la persona que mira su correo 30 veces al día e inventa un elaborado sistema de reglas de carpetas y técnicas sofisticadas para asegurarse de que cada uno de esos pedos mentales se coloca en su sitio lo más deprisa posible. Yo era especialista en mantener ruedas girando con gran profesionalidad. Es eficientemente perverso, pero absolutamente ineficaz.
Aquí van algunas obviedades que no debes olvidar:

1. Hacer algo intrascendente bien no lo convierte en importante.
2. Exigir mucho tiempo no convierte una tarea en importante.

A partir de este momento, recuerda esto: lo que haces es infinitamente más importante que cómo lo haces. La eficiencia sigue importando, pero es inútil si no la aplicas a lo correcto."

Puedes comprar el libro pinchando en la imagen:

0 comentarios:

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails