Experimentos fáciles: La presión atmosférica

martes, 1 de junio de 2010

El vaso que no tira agua



Materiales: un vaso de agua, un pedazo de papel

Mojamos el borde del vaso con agua y lo tapamos con un pedazo de papel más grande que su boca.
Ponemos una mano sobre el papel y le damos la vuelta. Ahora retiramos la mano que sostiene el papel pero seguimos sosteniendo el vaso.

¿Qué ha pasado?
El agua no se cae aunque el vaso esté boca abajo, aunque esté lleno, aunque esté medio vacío.

Explicación:
El aire que está cerca de la superficie de la Tierra tiene encima una capa de varios kilómetros de altura a la que conocemos como atmósfera. Mientras más cerca del nivel del mar vivas, más alta es esa capa. Esa capa de aire empuja hacia todas direcciones, también hacia arriba, venciendo el peso del agua, es por esto que el aire atrapado en el vaso no puede caer.



La vela que hace subir el agua



Materiales: una vela, 3 monedas, un vaso transparente, un plato hondo con agua.

Ponemos la vela en el fondo del plato. Al plato le ponemos agua y colocamos las monedas que serviran de soporte al vaso.
Encendemos la vela y ponemos el vaso boca abajo, sobre las monedas, cubriéndola, cuidando que pueda pasar el agua adentro del vaso.


Al cabo de los pocos segundos de haberla tapado la vela se apaga y el nivel del agua sube adentro del vaso.

Explicación
La vela se apaga en cuanto se termina el oxígeno. Durante la combustión se consume el oxígeno y se desprende carbono de la vela formando dióxido de carbono. Una vez que se enfría, el aire con dióxido de carbono estará a una presión menor, por lo que el agua fluye hacia esa zona.

Fuente consultada: Experimentos simples para entender una Tierra complicada

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails