Pollo en Crock-pot

sábado, 10 de abril de 2010

Mi crock-pot es una de mis herramientas favoritas en la cocina, la suelo usar unas cuatro veces a la semana, de lunes a jueves habitualmente. Me parece una forma muy sencilla de simplificar, ganar tiempo y comer sano.

Una crock-pot es una olla de cocción lenta. Es una olla de cerámica que va dentro de una resistencia eléctrica y que solo tiene tres posiciones, "Low", "High" y "Keep warm". Pones los ingredientes en la olla, eliges el programa, en función de para que hora necesites tener tu comida hecha, y te olvidas de ella hasta que tengas que servir los platos. No se quema, no pierde su jugo, y todo queda delicioso, cocinado a fuego lento, como antes.

Yo suelo ponerla en marcha cuando estoy haciendo la comida para el medio día, de esa manera preparo a la vez la comida y la cena. Preparo la comida en la cocina de gas, o ayudándome por la panificadora, etc, y al mismo tiempo voy poniendo los ingredientes en mi olla de cocción lenta y así ya se que cuando queramos cenar solo tendré que parar mi olla y servir los platos. De esta forma siempre voy un paso por delante de cara a las noches, en que se que tengo menos ganas de hacer muchas cosas.

Hoy os traigo la receta de pollo más simple y sencilla que os podáis imaginar, y queda deliciosa. Se ponen dentro de la crock-pot los muslos de pollo (yo puse 5, uno por persona), un chorrito de salsa de soja, y un poco de sopa de cebolla deshidratada espolvoreada por encima. Se pone en Low si se va a tener al menos 6 horas, y en High si solo se van a tener unas 4. Se acompaña de lo que se desee, arroz hervido, patatas fritas, ensalada... ¡Fácil y rico!




1 comentarios:

malena dijo...

Hemos hecho la receta para estrenar la Crock pot y nos ha quedado riquísimo.
¡Fácil y rápido!

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails