Educamos en casa, pero no necesariamente solos

lunes, 1 de noviembre de 2010


Educar en casa no es educar solo o aislado, vives en sociedad y estás integrado en la misma, así que te vas a apoyar en ella cada vez que lo necesites.

Aunque al principio tengas miedo de no estar preparado o de que haya cosas que no vas a saber o que no podrás ayudar a tus hijos, la realidad es que te van a suceder dos cosas, una que muchas cosas las vas a ir recordando y/o aprendiendo al mismo tiempo que tu hijo, y otra que descubrirás que tienes muchísimas opciones en las que apoyarte cuando de verdad sientas que hay algo que no puedes cubrir y tu hijo necesita, ya sea una escuela a distancia con programa online como Epysteme, un amigo que sí conozca esa materia, un familiar, otra familia que educa en casa con quien hacer intercambios del tipo "tú les enseñas física a tus hijos y a los míos y yo les enseño literatura contemporánea" o incluso le llevarás a una academia de refuerzo o repaso, como van tantos niños escolarizados sin que nadie clame al cielo por ello a pesar de pasar 6 horas diarias rodeados de "profesionales", y siempre te queda el recurso de contratar a un profesor particular para esa materia concreta. Buscar apoyos es lícito, es razonable, incluso es recomendable. Yo no se música, y mis hijos sí quieren saber, así que busqué apoyo externo para ello y estamos muy contentos con el resultado, y de la misma forma lo he buscado para otras cosas cada vez que lo he necesitado. Ser conscientes de que no siempre podemos con todo y saber que podemos buscar ayuda y recursos de diversos modos es un ejercicio de responsabilidad, uno más de los que a diario hacemos al educar en casa.

Vía Epysteme.

0 comentarios:

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails